Logo Lainformacion.com
< Vídeo del vuelo que tuvo que aterrizar un pasajero cuando el piloto fa
La prehistoria del portaaviones >

Buscaminas: tácticas avanzadas

Se puede jugar al Buscaminas de dos formas: como un juego de lógica o como un juego de probabilidad.

Buscaminas Avanzado

Minesweeper: Advanced Tactics es todo un repaso matemático a la estrategia lógico-probabilística del Buscaminas, el jueguecito que junto con el Solitario sin duda más ha afectado a la productividad de la humanidad en las últimas dos décadas.

Bonus: en las versiones modernas de Windows las minas fueron cambiadas por flores, es una curiosa historia.

5 comentarios

#1 ping gt7h1

¡Cómo aborrezco la situación en la que es imposible saber dónde hay una mina y sólo queda tratar de adivinar! Casi siempre me equivoco y mando al traste todo el juego.

Aunque he de confesar que apenas esta semana descubrí el truco para saber de antemano si una casilla tiene mina o no. Supongo que la próxima lo aplicaré directamente.

#2 ping Plan

El juego gana bastante si aumentas el número de minas (mi configuración favorita es el tamaño intermedio con 70 minas). Cuesta un poco abrir hueco pero luego es más o menos sencillo ir haciendo, aunque siempre hay posiciones en las que debes buscar la posición menos probable de que haya mina. Eso es lo más divertido, excepto cuando te quedan tres minas y cuatro casillas libres...
P

#3 ping David Carrero Fernández-Baillo

Por cierto creo que quitaron por primera vez en windows 7 el buscaminas :(

#4 ping Valgard

Como insinúa (o directamente dice, ahora mismo no recuerdo cómo lo dice exactamente) el autor del artículo:

"Es patético que un juego tenga una componente de pura aleatoriedad para resolverse."

#5 ping Pepe Lopez

#3: No, no lo han quitado. Fue un error de Microsiervos afirmar que sí, porque tradujeron mal un artículo en inglés en el que explican que en Vista/7 se ha añadido la opción de cambiar las minas por flores.
Y mira que llevamos ya casi 3 años con Vista... y todavía hay gente que se atreve a hablar de él sin haberlo utilizado, sólo por cosas que ha creído oir/leer.