Por @Alvy — 19 de Octubre de 2014

¡Mmm… Fuego, explosiones y cosas que salen volando! Este vídeo de DaveHax va directo al departamento de experimentos caseros con la etiqueta «niños no intentéis esto en casa (cerca de cosas inflamables al menos)».

La clave del asunto es hacer que el cohete tenga cierta consistencia al enrollarlo pero que pueda moverse libremente al estar insertado en el clip. La llama hay que aplicarla con un encendedor de cocina (no con otra cerilla y ni con otro mechero – eso sería «demasiado cerca», y no queremos accidentes).

Una vez completada esta primera fase del curso rápido de ingeniería aeroespacial puedes pasar a construir el legendario cohete que vuela con una bolsita de té – que es mucho más misterioso, elegante y duradero y menos «explosivo» que la versión cerilla.

Este último experimento tiene como bonus que también sirve para niños y para reuniones de cafetería.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear