Por @Alvy — 11 de Marzo de 2003

Se considera el tiro más difícil del juego de los bolos: el split 7-10, que se da cuando te quedan los bolos de las dos esquinas a al fondo de la pista (el 7 y el 10). Es una jugada que parece sencillamente imposible. Como el «hoyo en uno» del golf, por ejemplo. En castellano a jugadas como esta se le llama «banderillas». La teoría del bowling dice que la mejor forma de convertir esta jugada consiste en seguir estos tres pasos:

1. Apuntar a uno de los bolos
2. Tirar muy, muy fuerte y con gran puntería
3. Rezar y/o tener una suerte impresionante ;-)
Aquí hay un pequeño vídeo, Split 7-10 / BowlingInfo.de [Real, 85KB] donde se demuestra cómo se puede convertir un split 7-10. (¡No es un montaje!)

Todo esto viene porque en alt.sport.bowling se ha discutido estos últimos días cuál es la probabilidad de convertir un split 7-10. Hay quien dice que menos del 1%, quien afirma que un 5%, y quien dice que incluso hasta un 15-25% si puedes tirar fuerte y con cierta puntería... y dependiendo del tipo de maquinaria de la bolera, y sobre todo de la goma de la parte trasera. Hay quien ha afirmado convertir 4 ó 5 splits 7-10 de cada 100, apostando (y ganando). Yo me inclino por algo más realista para jugadores expertos: entre el 1 y el 5%.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear