Por @Alvy — 5 de Julio de 2013

Historias colaborativas, interacción al máximo y la imaginación al poder: los juegos de rol que comenzaron a popularizarse en los 70 tuvieron en Dragones y Mazmorras (Dungeon and Dragons) un punto de inflexión a partir del cual surgieron muchos conceptos e influencias de lo que son los juegos de hoy en día: de todas esas ideas trata este documental de PBS acerca de los mundos tras el tablero y los dados.

El resultado son juegos que resultan atractivos para chicos y chicas por igual, donde se aprende a interpretar un papel, seguir unas reglas marcadas por un amo del calabozo, donde se puede ser cualquier tipo de personaje que se pueda imaginar y donde se desarrolla un sentido especial para imaginar mundos alternativos.

D&D es un juego tremendamente analógico, pero muchos de sus conceptos son la base de muchos de los más modernos videojuegos: elegir personajes y equiparlos, «subir niveles», trabajar en equipos colaborativos… No es lo mismo que jugar cara a cara pero se parece mucho.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear