Por @Alvy — 10 de Marzo de 2013

Pauline rescata a Mario en esta versión hackeada del que probablemente es «uno de los videojuegos clásicos más difíciles de dominar. Al parecer la hija de tres años de Mike Mika le preguntó si podría jugar con «la princesa» de protagonista; el buen padre pasó una noche modificando el código original en el simulador de NES para darle el gusto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear