Por @Alvy — 11 de Mayo de 2009

Este diseño de Katsuhiko Okamoto llamado Void Cube (Cubo vacío) ganó el premio al mejor diseño de puzzles de 2007: es un cubo de Rubik pero sin centros: carece de pieza central principal en el interior del cubo y también de piezas centrales en cada una de sus caras. Se puede resolver igual de fácil (o difícil) que un cubo convencional, pues los movimientos que permite realizasr son los mismos. Su verdadero atractivo es el ingenio de su diseño, superando prácticamente al original.

(Vía Mathpuzzle.)

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

7 comentarios

#1 — Qfwfq

Será algo más fácil, ya que las "piezas centrales" desaparecidas son por tanto intercambiables. ¿No?

#2 — JuanMtg

Qfwfq, es prácticamente lo mismo, salvo que puede darte un caso de paridad mientras resuelves la última capa del cubo. Pero de todas formas, se resuelve con un fácil algoritmo.

#3 — gt7h1

@Qfwfq: Digo esto como alguien que es incapaz de resolver un cubo por su propia cuenta, pero creo que agregaría un nivel de difícultad (para mí insalvable): No tener las referencias del cuadro central. Para mí son indispensables.
Por lo demás, sigue siendo casi el mismo cubo, así que los algoritmos de toda la vida le valen.

#4 — Scraf

Es facil, yo lo que hago es quitar las tapas de los centros y hago el cubo asi

#5 — diegodd

yeah! yo quiero uno!

y como dicen, el hecho de no tener piezas centrales lo hace mas interesante... ;)

#6 — kkab

El chico del video es zurdo de ojo xDD

#7 — Janidotux

Pues me ha dejado intrigado el cómo está diseñado por dentro este cubo. Los que hemos desarmado un cubo tradicional hemos observado que los centros son fundamentales para mantener el cubo unido, y para que pueda girar, pero sin centros ¿cómo lo hacen?