Por Nacho Palou — 17 de Diciembre de 2010

Un Hot Wheels Stealth Rides es de lo más divertido que nos ha llegado a Microsiervos; divertido literalmente por ser un coche teledirigido (un recuerdo para Tesla) trompeante que además se transforma de 2D a 3D (sic)

En el MundoReal™ diría que no se mueve tan rápido como parece ahí, pero es muy divertido hacerlo correr por la mesa.

De modo que si necesitas ideas de un regalo chulo, incluso para geeks adultos -si acaso existen-, aquí va ésta.

Con el coche plegado (en 2D) y metido en la funda que a la vez es el mando a distancia el juguete completo ocupa como un teléfono móvil, se puede llevar en el bolsillo.

Como pegas: el uso de pilas de botón, tres en el coche y dos en el mando -sería más cómodo que se cargaran ambos por microUSB a través del mando- y el blister en el que viene empaquetado, que es de los que provocan ira. Lo que científicamente se describiría como un feroz hijo de puta.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear