Por @Alvy — 2 de Enero de 2014

Inside3-1

Hace unos días nos llegó un envío muy especial: unas muestras que muy amablemente nos hacía llegar Romain de sus Inside³, unos laberintos con forma de cubo de los que hablamos hace tiempo porque estaban buscando financiación colectiva – y por lo visto la historia tuvo final feliz porque ya la consiguieron y completaron todo el proceso hasta la fabricación en serie.

¿Cómo son los Inside³? Son algo más pequeños que un cubo de Rubik y en su interior hay una bolita metálica. El reto consiste en llevarla de una cara del cubo hasta la cara opuesta recorriendo las siete capas de laberintos que hay en su interior.

Inside3-Transparente

El problema es que en la mayoría de de los modelos no se ve cómo son los laberintos que hay dentro: hay que recorrerlos mentalmente «al tacto, escuchando los clics de la bola y guiándose por los esquemas que sirven de pista y están dibujados en el exterior. Uno de los Inside³ es transparente, lo cual permite «entender» cómo funciona, pero el resto son completamente opacos.

Recorrer el laberinto es bastante más difícil de lo que parece, pero los cubos se venden por «niveles», para que cada cual elija el reto apropiado para su nivel. Hay siete en total, empezando los «fáciles» y «regulares» y terminando por el «mortal». Están fabricados en Francia, con plástico de calidad y –para los desesperados– se pueden desmontar y volver a armar fácilmente para sacar la bola y volver a empezar. Adicionalmente, las «capas» que forman los laberintos se pueden reordenar, incluso combinando las de varios cubos, para formar nuevos laberintos.

Los cubos Inside³ se pueden comprar por 21,90€; se envían desde Francia y sus creadores nos han dicho que los gastos de envío son los mismos para cualquier parte del mundo. Mucha paciencia y buena suerta a quien se atreva con ellos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear