Por @Wicho — 22 de Septiembre de 2016

Es impresionante este castillo de Lego que ha construido talapz y que se despliega y encaja en su sitio al abrirlo, cual libro pop–up. Pesa algo más de 13 kilos y le llevó 15 meses. Él asegura no haber utilizado pegamento, así que no sé qué extraña brujería habrá usado.

El castillo que reproduce es el Castillo Himeji, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993.

(Nerdist vía Taxi).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear