Por @Alvy — 23 de Agosto de 2008

Gabriel me pasó una referencia a Mao, un curioso juego de cartas en cierto modo bastsante autorreferente, en el que un poco al estilo del El Club de la Lucha, el juego comienza con

La única regla que hay es esta.

y el resto consiste en utiliar el razontamiento inductivo mientras progresa el juego. En cierto modo me recordó a Eleusis, que fue descrito por Martin Gardner en una de sus columnas de Scientific American, y del que dicen que es uno de los mejores juegos de cartas de todos los tiempos. El problema de estos juegos es que, si bien se antojan entretenidos, no es fácil a veces montar el grupo de gente adecuado para que sepa apreciarlo (no es como jugar al cinquillo en casa de la abuela, vamos).

Se puede leer algo más en Mao en español en la Wikipedia.

Actualización (25 de agosto de 2008): Varios lectores nos comentan que en España también es conocido como el Uno, el Chupa Dos, el Hijoputa, etc. Tal y como se explica en el original, es un juego tan «extraño» que las variaciones y versiones locales pueden ser muy numerosas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear