Por Nacho Palou — 10 de Mayo de 2011

Vale, el primer minuto del video es algo que ya hemos visto antes: un mecanismo rebelde que se vuelve a encender a sí mismo cuando un humano lo intenta apagar. Encendido, apagado, encendio, apagado,... hombre y máquina entran en un ciclo sin fin.

Pero a partir de ese primer minuto en este caso la cosa cambia. Y esta vez la máquina gana. Al menos mientras le quede batería. § CruchGear.

Compartir en Facebook  Tuitear