Por @Alvy — 11 de Enero de 2015

Poker (CC)-by Alvy @ Microsiervos.com

Un grupo de matemáticos de la Universidad de Alberta han dado con un un algoritmo imbatible al póker (variante Texas Hold'em) como se puede leer en Science (Texas Hold 'em poker solved by computer), Scientific American (Game Theorists Crack Poker), Spectrum de la IEEE Computers Conquer Texas Hold'em Poker for First Time) y muchos otros sitios.

El algoritmo conoce todas las posibilidades del juego y las diversas variantes; cuenta con unos 262 TB de información (que se pudo reducir a 11 TB en la versión final) y por supuesto realiza jugadas como los faroles y apuestas de todo tipo según las situaciones. En la solución trabajaron 200 ordenadores con 24 CPUs cada uno y 32 GB de RAM durante 70 días, para lograr una simulación + entrenamiento adecuados.

Lo único que no puede hacer Cepheus, que es como se llama el ingenioso software, es jugar en mesas grandes contra varios jugadores porque podrían estar «compinchados» ni jugar «sin límite» en cuanto al número de apuestas y las cantidades máximas de estas. Así que de momento solo sabe jugar uno-contra-uno.

Aunque en los juegos de naipes de este tipo en los que influye el azar se puede «ganar a la máquina» con algo de suerte y habilidad, parece que esta estrategia es tan buena que los científicos han demostrado que a la larga es completamente imbatible. En otras palabras: no es una demostración matemática rigurosa de que es la mejor estrategia pero para los propósitos de los que se trata sí lo es. Según dicen no tiene sentido siquiera buscar una mejor pues es suficiente para ganar a cualquiera; la probabilidad de ganar al nuevo algoritmo con pura habilidad o suerte sería matemáticamente despreciable.

La pregunta obvia es cómo estos investigadores no aprovechan para forrarse con tantos sitios donde se puede jugar al póker online - donde el Texas Hold'em es precisamente la variante más popular. ¿No bastaría con soltar allí a su bot de póker e ir ganando poco a poco? Las posibilidades son varias: la primera, que en su estado actual no puede jugar en condiciones reales de torneo (contra más de un jugador). La segunda, que en esos sitios suelen estar prohibidos los bots, aunque se trate legalmente de una zona gris un tanto rara. Y la tercera, que busquen el reconocimiento y la fama científica y no el vil metal. Podríamos añadir una cuarta: que esos sitios son a veces tan escandalosamente tramposos que ni siquiera la máquina perfecta podría enfrentarse a sus «extraños trucos». E incluso una quinta y poderosa razón final: que prefieran conservar sus piernas intactas.

Si no te crees que este algoritmo funcione tan bien y quieres rebatir el trabajo de un montón de matemáticos y expertos en teoría de juegos puedes jugar contra Cepheus aquí:

Además de jugar al póker sus creadores ya adelantan que Cepheus y sus algoritmos podrían servir para otras cosas en el futuro, como «aprender» estrategias en situaciones de la vida real en las que no se cuenta con el cien por cien de la información y hay cierto grado de incertidumbre.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear