Por Nacho Palou — 24 de Marzo de 2016

Brent Rose de Wired se acercó hasta las instalaciones de Arx Pax para probar la versión 2 de su monopatín volador llamado Hendo Hoverboard 2.0.

No es que el monopatín Hendo vuele realmente, sino que más bien levita o se mantiene en suspensión sobre una superficie contra la que los motores del Hendo se mantiene en rechazo magnético, de forma parecida a como funcionan los trenes de levitación magnética.

A pesar de que el modelo nuevo es más estable al tener los motores más distanciados entre sí y tiene más forma de monopatín, sigue presentando los mismos problemas que el modelo anterior: necesita una superficie específica para funcionar —en este caso, un suelo de cobre— es inestable y ofrece poco control, así que resulta poco maniobrable, por no decir que básicamente no puede girar. Ah, y cuesta unos 20 000 dólares.

Pero el invento tiene su aquel y sin duda el modelo 3.0 será un poco mejor.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible