Por @Alvy — 11 de Noviembre de 2014

Pavlov-Dog

Junto con la perrita Laika y el gato de Shrödinger el requetefamoso y popular perro de Pávlov (más bien: perros, porque eran varios) es probablemente uno de los animales más famosos de la historia de la ciencia. Mediante la técnica de condicionamiento el famoso científico ruso consiguió que los perros de su laboratorio salivaran cuando oían un sonido –suele decirse que una campanilla, aunque el estudio original se refiere a un metrónomo.

¿Serías capaz de aplicar este estímulo-respuesta en un perro de videojuego? En la web de Pavlov’s Dog, de BrainPop, ese es precisamente el objetivo. Hay varios estímulos, varios «premios» y la idea de manejar el tiempo de ese condicionamiento hasta lograr que el simpático perrillo salive ante el estímulo. Todo un reto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear