Por Nacho Palou — 13 de Noviembre de 2013

AnkiDrive es de juego de slot de coches (como el Scalextric de toda la vida) en versión siglo XXI: los coches no se limitan a seguir los raíles de las pista sino que se mueven libremente por ella.

Y además los coches de Anki Drive pueden conducir solos; es decir, que un sólo jugador puede competir en Anki Drive con otros tres coches autónomos, sin necesidad de que haya más jugadores en la sala.

El control de los coches, tanto cuando se pilotan manualmente como cuando éstos circulan solos por la pista (haciendo maniobras, adelantando y circulando sin chocar ni salirse de ella), se realiza desde dispositivos iOS (iPhone, iPad o iPod Touch), pudiendo controlar simultáneamente hasta cuatro de ellos a la vez a una velocidad a escala que en el MundoReal™ equivale a más de 400 km/h.

Según explican en The Clever Hack That Let A Toymaker Bring Robot Cars To Market 20 Years Early el modo en el que los coches deciden qué trayectorias seguir, qué velocidad llevar y qué maniobras hacer no difiere mucho de la inteligencia artificial detrás de los coches autónomos de Google: un ordenador toma decisiones en función de la posición del coche en la pista y respecto al resto de vehículos.

La parte clave del juego está en la manera en la que el ordenador recibe esos datos: cada coche individualmente escanea la pista para conocer su posición y la de los otros coches. A diferencia de los coches robotizados del Mundo Real™ (que tienen que ver el entorno con costosos equipos de cámaras y sensores láser), los coches de Anki Drive pueden ver con una luz infrarroja (invisible al ojo humano) una serie de marcas y guías que hay debajo de la pista -aunque parezca una simple tira de vinilo negro a simple vista.

Con todos esos datos los coches reciben instrucciones de vuelta desde el iPhone con las órdenes de por dónde ir y a qué velocidad y qué maniobras tienen que hacer para adelantar a otros vehículos sin chocar con ellos. Todos esos cálculos y procesos se repiten 500 veces cada segundo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear