Por @Alvy — 16 de Noviembre de 2015

Godzilla simulator

Este simulador sirve para dos cosas: por un lado hace que parezca que caminas borracho como un pato; por otro, y tras unas gafas Oculus DK2, oculta todo un mundo interior: un simulador de Godzilla.

Y es que un sistema de captura de movimientos realiza el seguimiento de varios puntos situados en las manos, pies y el pecho de modo que el famoso monstruo de las películas japonesas se mueve por un Tokio imaginario que queda reflejado en las gafas de realidad virtual.

Parece destructivo y divertido, con la ventaja de que además no causas destrucción real de ningún tipo,y no manchas nada y con un par de clics puedes comenzar a causar caos y destrucción de nuevo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear