Por @Alvy — 23 de Enero de 2014

Un curioso efecto visual para el cual solo necesitas una hoja de papel, un lápiz, pinturas y rotuladores variados.

Los «trucos» para engañar a los ojos y el cerebro son básicamente dos: (1) hacer unas pequeñas curvas al trazar las líneas horizontales y (2) rellenar las bandas con tres colores distintos, siempre en el mismo orden.

Visualmente funciona bastante bien, como demuestran las fotos y vídeos de Handimania que es donde lo publicaron. Yo lo encontré vía The Kid Should See This.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear