Por @Alvy — 27 de Enero de 2017

Crear un algoritmo para jugar a Flappy Bird –el explosivo juego que surgió hace unos años y tuvo una vida tan intensa como efímera– es tarea casi trivial: obstáculos, distancias, saltos… Pero crear un algoritmo que aprenda por sí mismo a jugar a Flappy Bird no lo es tanto.

El vídeo muestra un algoritmos que parte de pájaros con estrategias absolutamente «tontas» para luego ir descartando el 50% que «no progresan», mutando el resto y probando de nuevo. Una ventaja es que el juego es encantadoramente simple en cuanto a sus controles (clic o no-clic) y en las pruebas se pueden evolucionar cientos, miles o millones de pájaros en relativamente poco tiempo, usando la distancia recorrida y el tiempo de vuelo como «puntuación» u objetivo (además de otros inputs sobre los obstáculos, claro).

El algoritmo en cuestión se llama NEAT (NeuroEvolution of Augmenting Topologies) y está publicado bajo una licencia libre MIT. En el código fuente se puede ver cómo está programado, para aprender o probarlo sobre otras ideas: Github: An application of NEAT in Flappy Bird.

Relacionado,