Por Nacho Palou — 24 de Abril de 2007

Un aspecto divertido del simulador de vuelo X-Plane (Mac, Windows y Linux; ya lo mencionamos hace tiempo) es que permite jugar a aterrizar el transborador espacial Discovery en la pista de la base Edwards, en el desierto de California. En el juego se puede elegir entre hacer la reentrada completa desde la órbita a 140 Km de altura o únicamente la aproximación final ya en la atmósfera a unos 83.000 pies.

Shuttle Landing

Shuttle Landing

El transbordador espacial completa su descenso a tierra planeando sin motor desde la reentrada en la atmósfera y hasta que toca suelo a casi 300 km/h —el paracaídas ayuda a detenerlo dentro de la pista (¡si se te olvida abrirlo seguramente acabes con el morro clavado en la arena del desierto!). De modo que al no tener propulsión el margen de maniobra es bastante pequeño. Hay que seguir escrupulosamente las guías de la ruta de descenso que indica la pantalla del ordenador del Discovery (tanto dirección como ritmo y ángulo de caída) para evitar acabar 750 km más allá de la pista de aterrizaje. ¡O algo peor!

Actualizado: LSB sugiere el simulador de vuelo orbital Orbiter, Space Flight Simulator (Windows, gratuito) que permite realizar vuelos completos en distintas naves. En YouTube hay algunos vídeos de Orbiter con los que se adivina un simulador bastante poderoso.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear