Por @Wicho — 28 de Enero de 2008

Tal y como nos recuerda el logo de Google, tal día como hoy de 1958 se patentaba el ladrillo plástico de Lego en su forma actual.

Lego08 por Google

Aquellos ladrillos son todavía compatibles con los que se fabrican hoy en día, aunque de poder encontrar uno de los originales probablemente a estas alturas ya estaría deformado y/o arqueado porque el acetato de celulosa con el que se fabricaban entonces no era lo suficientemente estable, motivo por el que desde 1963 los ladrillos de Lego se fabrican con acrilonitrilo butadieno estireno, más conocido como ABS, mucho más estable y resistente al calor y otros agentes externos.

El proceso de fabricación de los ladrillos está tan depurado que según datos del fabricante sólo unos 18 ladrillos de cada millón no cumple con los estándares… y también se dice que los moldes utilizados para fabricar las piezas, una vez gastados, son enterrados en los cimientos de edificios para que no puedan caer en manos de la competencia.

Al principio a la empresa le costaba venderlos, hasta el punto de que muchos pedidos iban de vuelta a la fábrica porque la gente no estaba nada convencida de que un juguete de plástico pudiera sustituir a los tradicionales juguetes de madera, pero a estas alturas, según datos del Perfil de la Compañía de 2007 [PDF 503 KB, en inglés], desde 1947, año en el que la empresa estrenó su primera máquina de inyección de plástico:

  • Se han fabricado más de 400.000 millones de ladrillos de Lego en 53 colores distintos, lo que supone que tocamos a unos 62 ladrillos por cada uno de los habitantes del planeta… y cada año se producen 19.000 millones de piezas de Lego más en más de 2.400 formas distintas.
  • Se han fabricado 4.000 millones de minifigs, con lo que si siguen reproduciéndose a este ritmo pronto habrá más figuritas de Lego que seres humanos en el planeta.
  • Más de 400 millones de todo el mundo han jugado con Legos alguna vez.

Y se calcula que cada año los niños -y no tan niños- del mundo pasan 5.000 millones de horas jugando con Legos.

  • Lego en Microsiervos, montones de anotaciones… ¿Se nota que nos gustan?
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear