Por @Alvy — 14 de Enero de 2004
Vía Pixel y Dixel llega algo sobre la actualidad de LEGO, que por desgracia no es muy halagüeña:
(...) «Las cifras del 2003 para Lego han sido terribles: 188 millones de euros en pérdidas. Así que la empresa en manos ahora de Kjeld Kirk Kristiansen (nieto del fundador) volverá al negocio tradicional: las clásicas piezas de colores. Esperemos que Mindstorms y Lego Wear no desaparezcan.»
En algún otro sitio he leído que Mindstorms sí que va a desaparecer, así que me parece que me quedaré sin la oportunidad de conseguir uno...
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear