Por @Alvy — 12 de Octubre de 2011

¡De traca! En la Wikipedia explican que las bombas de palitos pueden construirse a partir de diversos diseños y materiales, pero que las de palitos de helado están entre las más populares, porque son fáciles de conseguir en papelerías y tiendas de manualidades y tienen vivos colores.

Simplemente se sujetan unos palitos entre sí con cierta tensión y ¡listo! Colocadas con habilidad se pueden enlazar unas bombas con otras y conseguir un efecto dominó, haciendo que alcancen una velocidad de hasta unos 30 o 40 metros por segundo.

Aquí Joey nos explica cómo se hacen y lanzan las más sencillas (hay muchos de estos «cómo se hacen» en YouTube); es interesante que se puedan montar con diversos diseños. ¡Tan fácil que hasta un niño de cuatro años podría entenderlo! De hecho, son muchos niños de cuatro años los que han grabado los vídeos.

(Vía Cynical-C.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear