Logo Lainformacion.com
< Y Hemingway estaría revolviéndose en su tumba
Un error de bulto >

Angry Birds: un superéxito de habilidad y simulación física

Angry-Birds-1

Compré Angry Birds [disponible para iOS, Nokia, Palm y Android] en su versión para iPad casi más por estudiar el «fenómeno del superéxito del año» que por jugar un rato, pero la verdad es que aparte de lo primero también me he tirado un buen rato disparando pollos cabreaos contra los edificios en que se refugian unos extraños cerdos verdes mutantes, hasta verlos desaparecer aplastados.

El planteamiento es muy sencillo y un tanto surrealista: hay que disparar pájaros con tirachinas sobre unas construcciones tras las que se esconden unos bichos verdes con nariz de cerdo. Si aciertas con el ángulo adecuado, las construcciones se derrumban, en una realista simulación física. Al pasar niveles hay diversos pájaros con algunos superpoderes extra, tales como dividirse y cosas así, para darle un poquito de variedad. Se aprende en un minuto y la curva de complejidad para pasar de un nivel a otro es un tanto chunga: puedes pasarte días o semanas hasta completar el juego.

Angry Birds me sorprendió por su nula originalidad: dese hace años se han visto cientos de juegos Flash con el mismo motor de simulación física realista y un planteamiento parecido; los mejores tal vez sean Crush the Castle, Roly-Poly, la saga Redstar. Aparte de eso, el planteamiento de niveles de dificultad creciente tampoco es nada nuevo, así que... ¿Dónde está el secreto del éxito de Angry Birds, un juego que ha vendido literalmente millones y se considera uno de los grandes éxitos de las apps de entretenimiento?

Creo que la clave está en la propia simpleza del juego: tiene unos pocos personajes divertidos, hasta los niños podrían entenderlo en cinco segundos e incluso el hecho de que los movimientos estén altamente limitados (las curvas de las trayectorias de los pájaros son casi siempre las mismas) ayuda a que sea relativamente fácil.

El juego desde luego vale lo que cuesta, que son 0,79 euros (la versión Android por cierto es gratuita) y su éxito continuará sin duda mientras mantenga el momentum que le es propicio. De momento sus creadores ya han anunciado muñecos de peluche con los personajes, acaba de lanzarse la versión Angry Birds: Halloween para las próximas fiestas y se rumoera que hasta podría haber una película.

Otros juegos altamente recomendables para iPhone/iPad/iPod

5 comentarios

#1 ping Pajaroto

No conozco los otros juegos semejantes que comentas, pero con los Angry Birds los niños de cinco años tardan medio minuto en aprender a jugar en una iPad. Literalmente.

#2 ping Fernando

A mis sobrinos (desde 3 a los 14 años) están encantados. Coincido en que el éxito está en lo sencillo de la mecánica, la curva de aprendizaje y lo simpático de los personajes. También creo que los "efectos de sonido" (las risas de los cerditos, los ruidos de los pájaros al volar, etc) le aportan un punto de gracia al juego. El

Por cierto, la versión de Halloween tiene muy buena ambientación y -al menos me parrce a mi- tiene niveles más complicados.

#3 ping Nibble

Otro punto a tener en cuenta es que Angry Birds es un digno juego tipo partidas rápidas, en cualquier momento tienes 1 minutos para intentar superar la fase y lo que es mejor batir tu propia marca gracias a las estrellas.

Otros dos juegos imprescindible y muy divertidos. Cut The rope y Slice It.

#4 ping Alvy

Slice It tiene muy buena pinta, acabo de comprarlo, gracias por la recomendación, Nibble.

#5 ping James

Este juego es muy bueno, simple pero adictivo; no por nada es un exitazo.
Lo único malo es que al pasar muchos niveles, se tiene que actualizar para jugar los siguientes.