Por @Alvy — 3 de Junio de 2017

Los robots Toio de Sony son unos pequeños cubos con ruedas que se mueven por la mesa según las órdenes programadas o las que reciben directamente una consola, controlados por unos mandos circulares que detectan los movimientos y reconocen gestos. La consola principal sirve también para cargar los mandos y en una pantalla elegir el «tipo de robot».

Porque lo más divertido es que los Toio pueden modificarse en aspecto y funciones simplemente pegándoles encima papel recortado: de este modo pueden tomar la forma y movimientos de un gusano, de unos pantalones que caminan solos o de un brazo robótico capaz de asir pequeños objetos. También se les pueden colocar encima disfraces, muñecos y otros pequeños objetos de cualquier color, para crear una gran variedad de diseños.

Toio

Los robots cuentan también con sensores capaces de detectar movimientos, saber qué posición relativa ocupan sobre la mesa y cierta capacidad de programación – una forma de introducir a los más pequeños en el mundo de la robótica.

Según cuentan el sistema robótico Toio ha sido desarrollado por Sony junto con Lego dentro de su programa de innovación First Flight, para encontrarle un punto infantil y educativo. En el canal de YouTube de Toio pueden verse muchos más vídeos.

No se sabe mucho más excepto que ha surgido de un no se venderá hasta navidades, por unos 150 o 200 euros (según versiones) y que en principio sólo está pensado comercializarlo en Japón.

Un juguete con alto factor

Shut up and take my money

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear