Por @Alvy — 31 de Enero de 2015

El estudio publicitario de Londres Pearlfisher montó junto con la ONG Right to Play esta piscina gigante en la que había miles de bolas blancas de poliespan, sensores de movimiento y cajas con regalos, llamada Jump In!

Es una especie de desmadre creativo en que cualquier visitante podía probar por una libra. Los fondos que estaban recaudando se dedican a diversos fines educativos para la infancia. De la instalación han salido unas cuantas tomas a cámara lenta con GoPros de gente haciendo el ganso bastante divertidas.

(Vía Quartz.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear