Por @Alvy — 21 de Noviembre de 2014

Esta recreación artística ayuda a entender cómo sería jugar al Pac-Man de la vieja consola Atari 2600 (1981) en versión moderna como app.

Ya puedes imaginarlo: un coñazo insufrible en el que todos los mensajes del juego intentan llevarte al huerto para venderte «cosas»: packs, extras, puntos y todo tipo de chorradas. Por no hablar de las notificaciones de los amigos, las «divertidas» esperas de carga y las pérdidas de conexión. ¿Hemos evolucionado en estas décadas? ¡Quizá no tanto!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear