Por @Alvy — 13 de Marzo de 2015

Esta acción de concienciación de Cruz Roja permite a los visitantes del aeropuerto Arlanda de Estocolmo jugar a Ms. Pac-Man, Space Invaders y Galaga en auténticas máquinas arcade.

Al más puro estilo «bote para recaudar donaciones» las máquinas son transparentes y funciona con todo tipo de monedas y billetes de cualquier país – normalmente el dinero suelto que sobra al volver de un viaje y que no es más que una molestia para quien no planee volver al país en cuestión.

Bien se le podría denominar «bote de donaciones renovado», «gamificación de las donaciones» o cualquier otro apodo moderno de esos que se inventan los marketroides hoy en día.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible