Por @Alvy — 24 de Noviembre de 2007

Por un lado, Bobby Fischer, internado con paranoia y por otro Cinco días de prisión para Kasparov, a una semana de las elecciones en Rusia. Fisher tiene ahora 64 años; Kasparov, 44.

El ocaso de Fischer se venía viviendo desde hace años. El cambio de intereses de Kasparov al dedicarse a la política no le está trayendo más que disgustos.

Compartir en Facebook  Tuitear