Por @Wicho — 19 de Marzo de 2017

Los desarrolladores de juegos pueden optar por varias opciones a la hora de animar a quienes quieran usarlos a que no utilicen copias «no autorizadas».

La más obvia es impedir que se ejecute el juego si detectan una licencia no válida o una copia que ha sido modificada de alguna forma. Pero las que salen en 10 Anti-Piracy Measures In Video Games That Were Total Genius me parecen mucho mejores por taimadas, en especial las que hacen que el pobre incauto termine preguntando en Internet cómo solucionar cierto problema con el que se ha encontrado y que no hace más que dejar claro que está usando una copia no autorizada.

(Vía Javier Pedreira).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear