Por @Alvy — 17 de Octubre de 2016

Este espirógrafo de Lego al que Jason de Brickworks ha llamado simplemente Simple Drawing Machine tiene varios factores interesantes: por un lado dibuja curiosísimas creaciones, casi infinitas. Por otro, está fabricada con piezas de Lego. Y finalmente tiene un diseño minimalista: no son necesarias siquiera 100 piezas para su construcción.

Una de las claves es utilizar el lápiz/bolígrafo/rotulador adecuado, a ser posible uno que dibuje con la menor presión posible; se puede ajustar colocándole algo de peso encima. Combinando las ruedas dentadas estándar de Lego de 8, 12, 16 o 24 dientes se pueden obtener diferentes patrones; el diseño original obtiene el mismo patrón tras 27 vueltas del papel.

El resultado es que con 94 piezas entre bloques, base, pines y ruedas dentadas se puede construir con un solo motor una máquina realmente interesante, como ejercicio o por pura diversión. Algunos de los dibujos son un poco absurdos y poco interesantes pero otros muchos crean interesantes y enrevesadas curvas.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear