Por @Alvy — 5 de Diciembre de 2017

La Mantarraya BOSS de EvoLogics se define como un «innovador vehículo biónico», a medio cruce entre un minisubmarino, un dron y una manta birostris auténtica. Es flexible pero grande y potente, de modo que puede utilizarse para explorar lugares a los que es difícil llegar en las profundidades marinas.

La manta mecánica está equipada con módem acústico, dos sónares frontales y dos laterales, altímetro, un sistema de visión 3D con dos cámaras, carga inductiva (sin contacto) y todo tipo de avances en el software. Sus movimientos imitan a la perfección los de las mantarrayas que habitan las aguas templadas; de hecho si no fuera por el cachirulo naranja de su zona superior bien que podría pasar por una. Cuando están «en familia» –como se ve en el vídeo en la escena del lago– se diría que se estuvieran enseñando a nadar las unas a las otras.

Las mantarrayas están coordinadas por un Sonobot desde la superficie: flota y con emite las señales para que las reciban las mantarrayas a través de sus propias antenas, coordinándose así desde un punto central. Toda la información de las mantarrayas llega hasta el sonobot, quien a su vez puede retransmitirlo a un barco en las inmediaciones.

La empresa lleva trabajando desde 2013 en el proyecto y además de como experimento robótico –el mecanismo de movimiento resulta ser energéticamente muy eficiente– se piensa ya en aplicaciones como la exploración marina, ecológica, de minería o la seguridad marina.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear