Por Nacho Palou — 2 de Abril de 2013

Aunque el BionicOpter es bastante más grande que una libélula de verdad su aspecto y su forma de volar se asemeja bastante a los anisópteros. Igual que éstos puedes volar en todas direcciones: hacia adelante y hacia atrás y de lado. También puede mantener el vuelo suspendido y planear.

Según su desarrollador, Festo, su particular capacidad para el vuelo se debe muy en parte a su extrema ligereza, a pesar de incorporar numerosos componentes y mecanismos.

El BionicOpter combina el uso de sensores del entorno y de posición y movimiento y el control remoto. Ambos sistemas se mantienen en constante comunicación en tiempo real para controlar el vuelo.

Vía SlashGear.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo