Por @Alvy — 28 de Junio de 2012

El truco consiste en lo que hace este robot: analizar a supervelocidad imágenes del adversario y decidir un milisegundo después qué respuesta dar en función de lo que se está viendo. El robot en cuestión, diseñado en Japón, es capaz de analizar las imágenes realmente en un milisegundo, y tomar una decisión al respecto, ganando en un juego que de repente se convierte en… trivial.

La idea de su inventor es aplicarlo en lo que se llama «apoyo al movimiento humano», anticipándose a las necesidades u órdenes que se le quieran dar, favoreciendo lo que él llama cooperación humanos-robots. Como dice Kirai, «ya me gustaría a mi ver la mano robótica esta jugando contra otra mano igual». O delante de un espejo, que para el caso…

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear