Por @Alvy — 15 de Junio de 2017

Esta robot llamada Valkyrie es una criatura mecánica de la NASA y IHMC Robots. En este vídeo muestra cómo son sus lentos pero firmes pasos por un camino de ladrillos colocados más o menos al azar.

Una de las características de Valkyrie es que es completamente autónoma, capaz de planificar el recorrido gracias a un lídar, el mismo tipo de sensor con el que van equipados los coches autónomos. El operador solo tiene que indicar cuál es el objetivo («llegar a la última piedra») y la robot planifica dónde colocar los pies y en con qué inclinación según cómo sea el plano de la superficie.

Aunque sus movimientos parecen lentos y cansinos cual tortuga –a veces parece incluso un perezoso– también son muy estables y fluidos. Y no parece tener dudas sobre qué camino seguir tras cada paso. Me pregunto qué sucedería si una de estas robots fuera enviada a Marte u otro planeta, ¿podría en el futuro la raza robótica reclamar ese planeta como propiedad por «haberlo pisado primero»? ¿Sería motivo de guerra con futuros pobladores?

De momento lo más práctico será que la humanidad se mantenga a una distancia prudencial, visto su poderío.

Muchos artículos relacionados:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear