Por Nacho Palou — 8 de Febrero de 2017

Este robot diseñado por investigadores del MIT está constituido enteramente de hidrogel, un polímero resistente y gomoso que está formado en su mayor parte por agua. El movimiento del robot se consigue bombeando agua dentro de las canalizaciones que hay en su estructura, lo que permite al robot realizar movimientos estirándose y replegándose.

Dado que el hidrogel está formado principalmente por agua el robot comparte ciertas propiedades acústicas y visuales con ésta. Es traslúcido y se vuelve casi invisible una vez está sumergido, por lo cual son difícilmente detectables. E igual que sucede con el agua el hydrogel es biocompatible, de modo que este tipo de robots articulados podrían adaptarse pata aplicaciones médicas: el sistema desarrollado por el equipo liderado por Xuanhe Zhao cree que sus robots podrán servir como manos artificiales, suaves y húmedas, aptas para manipular tejidos y masajear órganos humanos durante intervenciones quirúrgicas.

Inspirados en la naturaleza y en el mundo animal, estos robots de hidrogel se construyendo mediante la impresión 3D del gel superabsorbente. Esto permite dejar huecos y canales vacíos en el interior de la estructura a través de los cuales posteriormente se insertan unos tubos que se conectan a una bomba de agua externa para producir movimientos.

A pesar de su apariencia y del material empleado, los robots desarrollados por Zhao y su equipo resultan ágiles y rápidos en sus movimientos y son capaces de ejercer unos pocos newtons de fuerza de forma casi instantánea,

”El robot es casi transparente, muy difícil de ver”, explica Xuanhe Zhao. “Gracias a su textura suave y flexible puede atrapar y liberar al pez sin que este haya sufrido ningún daño. Una mano robótica convencional, rígida, probablemente habría espachurrado el pez.”

En las pruebas los investigadores sometieron los robots a movimientos repetitivos de hasta mil ciclos sin que se produjeran desgastes ni roturas en el robot.

Fuente: Transparent, gel-based robots can catch and release live fish | Imagen: Hyunwoo Yuk/MIT Soft Active Materials Lab.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear