Por @Alvy — 16 de Diciembre de 2016

En Japón ya han resuelto en parte uno de los factores más peñazo de los supermercados: guardar los productos en bolsas. Es lo más vistoso de este sistema automático de Panasonic calcula que también calcula el coste de la compra (utilizando las etiquetas RFID de los productos) y no requiere intervención humana. Imagino que utiliza los sistemas de seguridad tradicionales, como asegurarse de que el peso de lo que has comprado coincide con los productos que aparecen en la lista..

Ahora que los supermercados Amazon Go se atisban como un futuro conveniente y agradable todos los fabricantes y tiendas se están preparando.

El sistema de Panasonic no es perfecto, pero casi: despachar una bolsa es más rápido (lo cual ayuda a que haya menos colas) pero por otro lado los clientes tienen que utilizar unas cestas de mano especiales en las que cabe un reducido número de productos. Esto puede hacer que además los productos acaben «mezclados tal cual caigan», en vez de meticulosamente ordenados: los pesados abajo, los frágiles con los frágiles, etcétera.

Supongo que el material de las bolsas será biodegradable, aunque no se indica específicamente. Este tipo de inventos tan mecánicos e ingeniosos luego requieren mucho mantenimiento (piezas que se rompen, hay que ajustar, calibrar, etcétera) pero supongo que se verá en su uso real. Siempre habrá alguien humano cerca de las cajas por si algo falla – pero desde luego no tantos como antes.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear