Por Nacho Palou — 16 de Diciembre de 2009


Central Nuclear de Chernóbil desde la cercana ciudad de Prypjat, en la zona de exlusión. Fotografía: English Russia, vía Chernóbil tal como es hoy.

Aunque inicialmente se calculó que el tiempo necesario para que el cesio radiactivo, liberado tras el accidente de la central nuclear Chernóbil, desapareciera del entorno era de entre 180 y 320 años, ahora parece que la cosa va a ser más lenta de lo esperado.

Según los investigadores que estudian las muestras procedentes de la zona de exclusión -en la que en principio no se permite la entrada- aunque el tiempo necesario para que la mitad del material se descomponga (la semivida o periodo de semidesintegración) del Cesio-137 es de unos 30 años, 20 años después el suelo cercano a Chernóbil no registra esa disminución. Y los científicos no saben el motivo.

Los científicos trabajan con muestras del suelo extraídas cerca de la central a diferentes profundidades -en las que hay isótopos de cesio, plutonio y estroncio- cuya radiactividad viene siendo medida desde hace 20 años.

Este desacuerdo entre lo previsto y lo observado pone en duda los modelos utilizados para calcular la duración de la actividad de los materiales radiactivos a medio y largo plazo, que pueden oscilar entre unas decenas de años y unos cuantas decenas de miles de años. Ahora los científicos usarán estas medida para "validar los modelos actuales".

Fuente: Chernobyl Exclusion Zone Radioactive Longer Than Expected.

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

7 comentarios

#1 — placeres

...pone en duda los modelos utilizados para calcular la duración de la actividad de los materiales radiactivos a medio y largo plazo..

Creo que esta mal traducida esta parte o por lo menos me indujo a la confusion, no se pone en duda los calculos de la semivida de los materiales radiactivos eso esta mas que corroborado. Lo que se pone en duda es el comportamiento de dichos materiales en la naturaleza por factores no entendidos aun.

Un ejemplo que ponen es que quizas alguna actividad natural este expulsando el cesio que estaba enterrado a la superficie creando ese "artificial" mantenimiento del nivel de cesio .

Al ritmo que vamos en 200 años con un poco de suerte sera el ultimo parque nacional de europa

#2 — Jose

Muy oportuna la corrección #placeres.

Los periodos de semidesintegración están más que comprobados, y en cualquier caso la discrepancia no se justificaría simplemente con una corrección de estos. Más bien parace que hay alguna otra variable oculta de carácter ambiental.

Esto me recuerda el ejemplo del Helio en atmosfera. En principio el Helio es tan ligero que la gravedad terrestre no debería ser capaz de retenerlo y hace tiempo que debería haber desaparecido completamente. La explicación afloró con el descubrimiento, curiosa serendipia, de la radiación alfa que a partir de la desintegración de isótopos radiactivos presentes en la naturaleza va generando continuamente núcleos de Helio (partículas alfa) que posteriormente capturan dos electrones y de este modo se renueva la concentración de Helio en la atmósfera.

De todas maneras siempre hemos de tener en cuenta la navaja de Ockham, y si tuviese que apostar algo diría que alguien está aprovechando el área de Prypiat para deshacerse de radioisótopos médicos o industriales por allí...

#3 — Occam

Claro, van eligiendo para tirar los residuos justo los emplazamientos donde toman las muestras.

sospecho que tu navaja está un poco mellada :-D.

De todos modos la fuente original es poco informativa. Con esa información la imaginación puede llegar muy lejos.

#4 — Nacho Palou

#1 ¿Cómo se comprueba empíricamente o se corrobora la semivida del Plutonio-239 que se calcula es de más de 24.000 años?

#5 — Ziggy

Con el valor para un tiempo arbitrario t y después calculando.

#6 — Atropos

Aunque suene ridiculo la solucion la tiene en gran parte la naturaleza. Mientras la mayoria de los seres vivos sufren mutaciones y degeneracion celular a causa de la radiacion hay una especie vegetal que vive gracias a ella, los cactus son de climas extremos, calor y frio y procesan su alimento gracias precisamente a la radiacion solar, pero no es la unica forma de radiacion que ellos aprobechan, hay estudios universitarios (en Chile) que implican la utilizacion de los cactus para detener radiaciones nocivas, asi por ejemplo cuando se desecha equipo clinico que utiliza material radioactivo se ha podido apreciar que la radiacion remanente disminuye mucho mas rapido, en la medida que ello ocurre los cactus crecen mas rapido de lo normal, para muestra casera consigan un cactus pequeño y ubiquenlo cerca de una television o monitor antiguo de computadora, no requiere estar cerca de la luz, solo cerca de la fuente de radiacion, lo otro es tenerlo cerca del horno de microondas o cerca de donde hayan antenas de telefonia celular o de wifi, aunque en este ultimo caso las radiaciones son menores igual funciona.
Deberian montar un perimetro externo con cactus como medida de contencio y apoyo y ver como ocurre, esta solucion verde es mas practica que levantar estructuras se hormigon y acero que se degradan como mantequila ante la radiacion.

#7 — pastorteren

Dear Author eco.microsiervos.com !
Yes, really. It was and with me.