Por @Alvy — 15 de Diciembre de 2016

Shrug woman

Según parece el presidente electo Donald Trump organizó una cumbre con los líderes tecnológicos de los Estados Unidos a la que invitó a los principales directivos de Amazon, Google, Facebook, Apple… pero no a Jack Dorsey de Twitter (para sorpresa de Jeff Bezos, Tim Cook, Satya Nadella, Larry Page, Elon Musk y otros).

La razón del «desplante» parece estar en que Twitter no aceptó durante la campaña electoral un acuerdo de 5 millones de dólares para la utilización de un emoji especial llamado Crooked Hillary («Hillary la corrupta»). El emoji en cuestión mostraba a una figura identificable como Hillary Clinton —la otra candidata presidencial– «llevándose sacos llenos de dinero robado». Twitter explicó en su día que no quedaba claro «quién estaba detrás de la campaña», entre otras cosas.

La señora Trump y los cuatro hijos de la familia sí que tuvieron sitio en la mesa de la Torre Trump, que resultó estar compuesta de un 20% «familia Trump» y 80% «líderes tecnológicos».

(Vía Newser.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear