Por @Wicho — 4 de Noviembre de 2006

Tras alcanzar su órbita definitiva sobre el terminador terrestre, lo que le permitirá la observación continua del Sol durante meses, la sonda Hinode (Amanecer), antes conocida como Solar-B, estará durante este mes en una fase de pruebas en la que se está comprobando el funcionamiento de los sistemas e instrumentos de a bordo.

Por ahora todo indica que los sistemas de guiado y de energía funcionan a la perfección, aunque de los tres instrumentos que lleva la sonda, el Solar Optical Telescope (SOT, Telescopio Solar Óptico), el X-Ray Telescope (XRT, Telescopio de Rayos X), y el EUV Imaging Spectrometer (EIS, Espectrógrafo de Imágenes en el Ultravioleta Extremo), el SOT parece estar teniendo problemas con su filtro de banda estrecha, lo que está siendo investigado por el equipo del instrumento.

En cualquier caso, las primeras imágenes obtenidas por los instrumentos de a bordo, y recientemente publicadas por la JAXA en Hinode Early Operations and Near-Future Plans son espectaculares.

La imagen del SOT es del 25 de octubre, la del XRT del 23, y la del EIS del 28; personalmente, la que más me llama la atención es la del SOT, porque aunque tendemos a pensar en el Sol como una bola lisa de fuego, salvo por las manchas y erupciones solares, en realidad su superficie se parece mucho a la de un cazo de agua hirviendo, salvando las diferencias de escala en tamaño y temperatura, claro.

Primera imagen captada por el SOT de la sonda Hinode © JAXA
Gránulos solares captados por el Solar Optical Telescope de la sonda Hinode © JAXA

En ella se pueden apreciar perfectamente los gránulos causados en la superficie del Sol por las corrientes de convección, que son las mismas que hacen que en el agua hirviendo algunas zonas suban -las más calientes- y luego bajen, sólo que en el Sol estos gránulos tienen un tamaño medio de unos 1.000 kilómetros y tardan entre 8 y 20 minutos en disiparse, aunque no es raro que se formen supergánulos de unos 30.000 kilómetros de diámetro que duran hasta 24 horas.

Esta misión es un proyecto conjunto de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), el Observatorio astronómico Nacional de Japón (NAOJ), la NASA, y el Consejo de Investigación en Física de Partículas y Astronomía (PPARC) del Reino Unido.

(Vía Universe Today.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear