Por @Alvy — 11 de Marzo de 2015

Esta historia la vamos revisando de vez en cuando, porque nos impresionó mucho ver cómo la gente de Broad Group construía un hotel de 30 plantas en 15 días hace unos años. El caso es que ahora han llegado a 57 plantas en dos semanas y media, a un ritmo de tres plantas diarias. De hecho originalmente iba a ser de 97 plantas pero como había un aeropuerto cerca lo dejaron en 57.

En este edificio, al que llaman cariñosamente Mini Sky City, pueden vivir 800 familias o trabajar 4.000 personas si se utiliza como oficinas. Tiene 19 atrios de 10 metros de altura y 3,6 km de pasillos en su interior. Como puede verse en el vídeo (00:30) su construcción se aprovecha de una especie de gigantescas «piezas de lego» que se encajan unas con otras. El tiempo requerido para fabricar esas piezas y almacenarlas no se contabiliza en el total, claro.

Su objetivo –de momento fuera de alcance– es levantar el rascacielos más alto del mundo en menos de tres meses, construyendo 220 plantas en 90 días: ni más ni menos que de 838 metros de altura. Estos edificios están diseñados con diversos detalles y técnicas de sostenibilidad y respeto al medio ambiente – aunque hay quien cuestiona todos esos estándares de construcción y trabajo en el gigantesco país.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear