Por Esther — 9 de Enero de 2009

Un estudio de Electric Power Research Institute (EPRI) sostiene que el despliegue de una red eléctrica inteligente podría reducir el consumo de energía anual de los Estados Unidos entre 56 y 203 millones de kWh en el año 2030.

Al facilitar la integración de energías limpias y de los vehículos eléctricos híbridos, el informe calcula que podría reducir, también en 2030, las emisiones de CO2 de entre 60 a 211 millones de toneladas métricas.

EPRI es una organización sin ánimo de lucro para la investigación y el desarrollo de la electricidad mundial, también en lo que respecta a seguridad, salud y medio ambiente. Sus miembros representan el 90% de la electricidad generada y entregada en los Estados Unidos y 40 países colaboran con sus proyectos.

Sus actividades abarcan desde la energía nuclear a la oceánica y naturalmente, las redes eléctricas inteligentes.

Según uno de sus directivos, este estudio es uno de los primeros que cuantifica el potencial del ahorro energético y de emisiones contaminantes de una red eléctrica inteligente. Su objetivo es facilitar el desarrollo de este sistema.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD