Por @Alvy — 20 de Mayo de 2011

Según TMZ la historia es falsa; la madre se la inventó a cambio de 200 dólares pagados por el tabloide británico The Sun. Ahora ha recuperado la custodia de la niña, que como han comprobado médicos del UCLA Medical Center no había recibido inyecciones de Botox.

(Vía Geekmom.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear