Por @Alvy — 27 de Enero de 2021

Terremotos en Granada / IGN

A raíz de la serie de terremotos que vienen sacudiendo Granada en los últimos días, especialmente la zona de Santa Fe, Rodolfo y Jorge nos comentaron en Twitter algunos detalles recogidos en la página de Hechos y mitos acerca de los terremotos que mantiene el USGS (Servicio Geológico de los Estados Unidos). Es un gran resumen –muy centrado en los EE.UU., eso sí– para comparar lo que sabe la ciencia sobre los terremotos y lo que cree la gente, que por desgracia no siempre coincide.

Entre otras cosas que creo que merece la pena destacar, porque se aplican a la situación actual en zona de Granada o por simplemente por curiosas, están todas estas:

  • FALSO: Si hay muchos terremotos pequeños es mejor a que haya uno grande, porque se libera la energía «poco a poco». La escala de magnitud de los terremotos es logarítmica, de modo que hacen falta 32 de magnitud 5 para que liberen la misma energía que uno de magnitud 6, que equivalen también a 1.000 de magnitud 4 o 32.000 de magnitud 3. Como no se sabe cuándo va a ocurrir un terremoto, aunque haya cientos temblores «pequeños» (magnitud 3 ó 4) se sigue estando muy lejos de liberar tanta energía como de uno de magnitud 6 o superior.
  • FALSO: Si hay muchos terremotos pequeños es porque luego viene uno grande. Esto es falso porque con la tecnología actual no podemos anticipar científicamente cuándo sucederán los terremotos, así que esa afirmación no tiene base alguna. (En el caso de Granada hay quien se creyó que esto era un posibilidad «porque lo alertaba un bombero en un WhatsApp de voz»). También es FALSO que los animales predigan los terremotos.
  • CIERTO: El terremoto en sí no es lo que causa víctimas; las causan los edificios y lo que hay dentro. Estadísticamente el mayor número de víctimas se producen por el derrumbe de edificios o por partes de estructuras que se colapsan parcialmente habiendo gente en el interior, por incendios o escapes de gas y todo lo que sucede después. Si los edificios están correctamente construidos los riesgos son menores.
  • INCORRECTO: En caso de terremoto hay que colocarse bajo el marco de una puerta. Este antiguo consejo era válido para viviendas antiguas (donde los marcos de las puertas eran más resistentes), pero está obsoleto. Hoy en día el consejo es agacharse, cubrirse y agarrarse a algún objeto firme para mejorar la seguridad. Véase gráficamente en el Protocolo de actuación ante terremotos de los Bomberos de Granada.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 25 de Noviembre de 2020

Monolito de Utah / Foto: Utah Department of Public Safety Aero Bureau

Ayer nos bombardearon con la noticia del extraño monolito encontrado en el desierto de Utah por las autoridades mientras realizaban un registro rutinario de la zona en helicóptero. Con claras reminiscencias al monolito de 2001: una odisea del espacio fue objeto de bastantes risas. ¿Obra de los marcianos? ¿Homenaje artístico? ¿Algún millonario zumbado que está queriendo «dejar huella» para el futuro?

Lo raro es que nadie lo viera nada antes: según el archivo histórico de imágenes de satélite de Google Maps lleva allí desde 2016, tal y como recoge el famoso sitio de bulos y leyendas urbanas Snopes (Was a Mysterious Monolith Found in Utah?). Quizá al estar ubicado en un sitio desértico y poco accesible nadie lo viera antes; o quizá alguien lo vio y simplemente no se hizo viral.

La ubicación exacta tampoco es secreta a estas alturas: como los técnicos viajaron en helicóptero hasta el lugar, alguien rastreó sus movimientos a través de FlightRadar24 y encontró tanto el monolito como su sombra en 38°20'35.2"N 109°39'58.5"W. En las noticias dijeron que preferían no dar la ubicación «para que aquello no se llenara de curiosos». A esto podríamos llamarlo el efecto Streisand del desierto. (Moraleja: si realmente no quieres que la gente encuentre algo, no publiques una noticia con datos y fotos).

Monolito de Utah / Foto: Utah Department of Public Safety Aero Bureau

Tal y como dicen tanto Snopes como @HoaxEye, otra de las cuentas sobre bulos e imágenes falsas más conocidas y fiables, probablemente se trate simplemente de «arte». El monolito de Utah es también diferente del TAM (Anomalía Magnética de Tycho) de 2001 en varios aspectos: para empezar, tiene una base triangular como se ve en los vídeos; tampoco respeta las proporciones del ortoedro original de 2001 que eran 1:4:9. Este es de color gris metálico y el de 2001 era negro. Finalmente, el monolito de Utah mide entre 3,5 y 4 metros aproximadamente.

Actualización (30 de November de 2020) – Y del mismo «misterioso» modo en que apareció, desapareció días después tras la llegada de decenas de curiosos que no hacían más que toquetearlo y hacerse selfies con él.

{Foto: Utah Department of Public Safety Aero Bureau.}

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 15 de Octubre de 2020

Bill Gates @ Google Fact Check Explorer

El Fact Check Explorer de Google es un servicio que además de encajar bien en la caja de «herramientas varias» es casi indispensable hoy en día para estar adecuadamente informado. Básicamente permite buscar por personajes o temas menciones a los bulos y fake news (noticias falsas) y obtener una respuesta rápida. ¿Tiene Bill Gates interés de inyectarnos un «chis» en la vacuna de la Covid? ¿Pueden empadronarse los okupas? ¿Es recomendable utilizar Coca-Cola para apagar un incendio?

Esta herramienta de consulta sobre verificación de datos (fact-checking) es tan fácil de utilizar como teclear cualquier término de búsqueda, aunque a veces hay que afinar un poco con las preguntas, utilizando sinónimos o las palabras exactas que hayan aparecido en los mensajes y titulares que circulan por ahí. También se pueden elegir idiomas y otros parámetros.

La Fack Check Tool se complementa con otra llamada Markup Tool, con la que los periodistas y otras organizaciones pueden enviar los artículos que publican en los que se confirman o rebaten las noticias y bulos. (Por lo que he visto está asociado con las propiedades asociadas con la cuenta de Google que tengas.) No requiere siquiera modificar el código de las páginas de las noticias, sino informar detalladamente de la temática, etiquetarla, darle un veredicto y pasar algunos filtros de Google.

En la página de resultados se puede ver de qué organizaciones se nutre la herramienta, básicamente algunas bien conocidas en España como Newtral, AFP Factual, Agencia EFE, Maldita.es y otras tantas de Latinoamérica. Google se moja poco; la responsabilidad de la calidad de la herramienta es finalmente de estas organizaciones. Y, como es previsible, si alguien considera a esas organizaciones sesgadas hacia un lado o hacia otro –y eso que hablamos de «hechos» y no opiniones– tampoco quedará convencido por lo que le digan. En cualquier caso, ahí está para quienes quieran investigar y leer en plan rápido.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 14 de Marzo de 2020

Según explican en este vídeo del canal What If si una persona cayera una piscina, río, charca o similar donde hubiera decenas o cientos de pirañas, podría salir de allí sin problemas y sin ser devorada. La razón es sencilla: lo de que «las pirañas son capaces de comerse a una persona viva en cuestión de segundos o minutos» es una leyenda urbana como tantas otras. Se atribuye al presidente estadounidense Roosevelt hacia 1914.

El caso es que al parecer las pirañas son peces bastante tranquilos, no tanto como para decir «veganos» pero sí omnívoros; muchas especies se alimentan sólo de insectos y plantas acuáticas. Tan solo algunas variedades son carnívoras, pero comen básicamente otros animales de su tamaño. Y sabemos que las pirañas –megapirañas aparte– no son tan grandes como se suele creer; normalmente de 15 a 25 cm y como mucho 40 o 50 cm las más grandes. Así que si te cayeras al agua al ser más grande que ellas te tratarían con respeto y sin demasiado interés por comerte.

Las únicas excepciones a la regla son que (a) estuvieran extremadamente hambrientas y (b) que fueras carne muerta. En esas circunstancias un grupo de varios cientos de pirañas podría comerse animales grandes en unos minutos, pero es relativamente raro. Y excepto los malos de las películas tampoco hay mucha gente que se dedique a criarlas para dejarlas pasar hambre y que se coman a la gente.

Eso sí: las pirañas huelen la sangre a gran distancia y defienden a sus crías, pero todo lo anterior sigue siendo aplicable. De hecho dicen en el vídeo que según la ciencia «No hay un solo registro completamente demostrable de alguien que haya muerto devorado por una piraña».

Tampoco es que yo me vaya a meter en el primer río amazónico por el que pase para comprobarlo de primera mano; me da un poco de yuyu pero bueno es saber que este asunto está en la lista de las leyendas urbanas y no en la de «amenazas potenciales».

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

EUR 8,07

Comprar


1984

EUR 4,74

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección