Por @Alvy — 30 de Junio de 2006

Todo el mundo ha visto alguna vez esta famosa foto de Robert Capa, titulada Muerte de un Miliciano, originalmente Death of a Loyalist Soldier (1936) aunque también se conoce a veces simplemente como Falling Soldier. Lo que tal vez es menos conocido es que encierra una historia compleja y controvertida, rozando incluso la leyenda urbana, como he descubierto a través de una preciosa anotación en el blog sobre fotografía Fina Confitura de Fresa:

Muerte-De-Un-Miliciano
Muerte de un Miliciano (Robert Capa, 1936)

Muerte de un miliciano - La Leica III de Robert Capa capta el preciso momento en que una bala alcanza a un miliciano, registrando la imagen más famosa de la Guerra Civil española y la que para muchos es la mejor fotografía de guerra de todos los tiempos (...) Desde ese momento la controversia sobre la famosa fotografía no paró de crecer y se han publicado numerosos estudios tanto defendiendo como atacando la autenticidad de la imagen (...) Hay quien tiene dudas sobre si Capa realmente captó la muerte del miliciano, o fue un montaje, triste premonición de lo que sucedería más tarde ese mismo día. (...) En 1996, sesenta años después de la toma, se descubre la identidad del fotografiado: Federico Borrell García, natural de Alcoy, que tenía 25 años en aquel entonces (...) La teoría más aceptada es que, en efecto, el 5 de septiembre fue un día tranquilo, y por eso Capa salió con un grupo de milicianos a hacer algunas fotos por los alrededores, realizando varias carreras y simulando un asalto, hasta que de repente sonaron disparos y fueron atacados por tropas nacionales.
Entre las diversas teorías que se manejan sobre la foto están la Web de Luca Pagni, convencido de que es un montaje; Análisis de Muerte de un Miliciano [PDF; 330 KB], de la Universitat Jaume I y Proving that Robert Capa's «Falling Soldier» is Genuine: A Detective Story, de Richard Whelan.

Grandes historias para una gran foto.

Compartir en Facebook  Tuitear