Por @Wicho — 19 de Mayo de 2005

Como era de suponer, finalmente apareció el dueño del dedo que Anna Ayala dijo haber encontrado en su chile en un Wendy's, desmontando definitivamente y una vez más otra de esas historias de alguien que encuentra un dedo, diente, o similar en su comida.

El dueño del dedo resultó ser un compañero de trabajo del marido de la susodicha, quien por lo visto le entregó el dedo, que había perdido en un accidente de trabajo, como pago de una deuda de 50 dólares: Chili finger used to settle debt, mother says.

(Vía Boing Boing.)

Actualización 20-1-2006: A la cárcel por un dedo, un juez condena a entre nueve y 12 años de prisión a la pareja que puso un apéndice humano en una hamburguesa de Wendy's para reclamar una indemnización millonaria.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — cyberfrancis

Vaya tacto xDDD