Por @Alvy — 11 de Junio de 2007

Nos envió k40s una imagen escaneada de una carta/alerta sobre posibles atentados con teléfonos móviles explosivos [GIF] con «aspecto oficial» que vuelve a circular estos días por Internet y por diversas oficinas y organismos públicos, con todo el aspecto de ser un correo encadenado / bulo. El texto es parecido a este:

Alerta sobre Teléfonos Móvil Bomba – Se ha recibido de la Dirección General de Policía y del Ministerio del Interior esta información: No recojáis ningún móvil que encontréis y leed esto atentamente. Por determinadas ciudades españolas, incluyendo Madrid, Barcelona y Valencia, se están preparando atentados indiscriminados con los detonadores robados recientemente en Grenoble por ETA. El modus operando es acompañarlos de unos gramos de dinamita e insertarlos en teléfonos móviles, llaveros, etc. que luego se abandonan por las calles. Tiene potencia suficiente como para arrancar una mano (…) Alertad al mayor número de personas posible.

La redacción un tanto infantil, el trato «de tú» y el inevitable «pásalo» del final junto con el «alertad a la gente» ya son señales de un posible bulo que busca el «pánico social». Los membretes, sellos, nombres, firmas y fecha reciente (2007) tienden, por otro lado, a darle algo de credibilidad.

Buscando en Google sobre el único dato medio fiable que se indica, detonadores Grenoble es fácil encontrar que el robo de esos explosivos fue en el año 2001. Una búsqueda similar sobre la presunta autoría de la nota en el Ministerio del Interior (grenoble) no encuentra nada relevante. Este bulo lo examinó también Thenine hace unos meses y localizó un viejo comunicado oficial de 2002 desmintiendo el bulo (que por desgracia ya no se encuentra en la web del Ministerio).

Todo esto indica que este bulo «alarmista» lleva cinco o seis años circulando por la red y por empresas y lugares públicos, edificios oficiales e incluso yo he llegado a verlo en comisarías y oficinas de correo, en diversas versiones, con «membrete oficial», parecidos al de la imagen que nos enviaron, imitando el aspecto de algo «real», pero no deja de ser más que otra copia del bulo circulante. Básicamente, esta historia alarmista revive cada vez que hay una situación de tensión como el reciente comunidado del fin de la tregua de ETA.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear