Por @Alvy — 18 de Septiembre de 2013

Fabricadas con galio puro al 99,998%, estas cucharas parecen igual que las «de verdad», suenan igual que las de verdad y tienen un peso parecido a las de verdad, con la diferencia de que al frotarlas con el calorcillo se pueden doblar más fácilmente y que además demuestran cierta curiosa propiedad al sumergirlas en agua. Mmm… ¿Dónde he visto yo esto antes?

Las venden aquí, donde hay más demos: DisappearingSpoons.com.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear