Por @Alvy — 20 de Diciembre de 2015

Máquinas que «crean energía», que «no se detienen nunca», «ruedas desequilibradas»… Son como el crecepelo mágico de la física. Un montón de ideas locas que llevan siglos perpetuándose –irónicamente– en busca del movimiento infinito. Son máquinas que supuestamente se mueven, de algún modo u otro, sin «pérdida de energía». De existir, eliminarían una gran parte de los problemas del mundo así que… ¿Por qué no las hemos inventado ya?

En el vídeo Dianna Cowern, la Physics Girl, muestra cómo «funcionan» algunos ejemplos, en especial el «pajarito bebedor» que no para de subir y bajar, aparentemente sin fin. Si bien es un juguete realmente curioso teniendo en cuenta esta temática lo cierto es que no tiene nada de perpetuo: su funcionamiento es –valga la comparación– como el del clima en el planeta Tierra.

La razón por la que ninguno de estos inventos funciona como «máquina de movimiento perpetuo» es simplemente una:

Física


Los detalles quedan como entretenimiento para el lector: averiguar cómo cada uno de estos inventos raros con los que se encuentre por ahí violan la segunda ley de la termodinámica – que se merece un respeto, oiga.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear