Por Nacho Palou — 6 de Septiembre de 2017

100 mitos explicados graph

100 Common Myths & Misconceptions es un repositorio que reúne un centenar de creencias ampliamente extendidas y “aceptadas” pero que en realidad son erróneas — enteramente o en parte. Se divide en varias categorías (cuerpo humano, alimentación, animales, ciencia, historia, sociedad) y cada mito o concepto se resuelve y se explica en unas pocas líneas, con un puñado (que no con un cuñado) de palabras. En inglés, eso sí.

Por ejemplo, cuando tu madre echaba cerveza al pollo o vino en el guiso y te decía que con el calor se iba el alcohol... pues no: está comprobado que después de dos horas al fuego en el guiso sigue quedando al menos un 10 por ciento del alcohol, una cantidad que sin embargo no es suficiente para causar intoxicación. Los murciélagos no son ciegos, las avestruces no meten la cabeza en el suelo para esconderse de los depredadores y las ranas salen zumbando si el agua en la que están empieza a calentarse más de lo que las conforta.

Las dietas detox no eliminan sustancias de ningún tipo de tu cuerpo: de eso se encargan los riñones y el hígado.

El cuerpo no explota en el vacío del espacio. La dieta vegana no carece de proteínas, y hacer crujir los nudillos no es malo, aunque sí es desagradable para los demás; nunca ha habido un teléfono rojo entre Moscú y Washington (ni un teléfono) y Edison no inventó la bombilla.

La pasta la introdujeron los árabes en Sicilia desde Libia en el Siglo VII, nada de Marco Polo; y la gente de la edad media vivía fácilmente hasta los 65 años (el promedio de vida tiene que ver más con la mortalidad infantil); Napoleón no era bajo (medía 1,70: alto para esa época), si estás muerto no crece el pelo y las vacunas no causan autismo.

Entre otras muchas que no está de más repasar y difundir.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear