Por @Alvy — 31 de Octubre de 2010

Estos días circuló una especie de leyenda urbana que se convirtió en meme rápidamente acerca de una película de Chaplin de 1928 en la que podía verse a alguien «hablando por un teléfono móvil». ¿Un efecto visual o un viajero del tiempo infiltrado? El montaje del cinematógrafo irlandés George Clarke con la explicación original es este:

Lo cierto es que no se se ve gran cosa. Aun echándole imaginación cuesta que la escena se convierta en una especie de paraedolia gadgetífera, pero se podría llegar a imaginar un teléfono móvil en manos de la señora que camina y se detiene por la calle, más que nada por la naturalidad de los gestos. Porque, además, es una señora: en las primeras versiones hablaban de un «señor viajero del tiempo»: si ni siquiera está claro eso, como para ver detalles más sutiles, pero en fin… Es un poco descojonante que algunos periódicos se hagan eco de este tipo de historias… en su sección de Cultura/Cine (!) pero bueno, eso es otra historia.

¿Señora de McFly?¿Qué podría tener en las manos esa señora en 1928? ¿Una radio a transistores? No: no se inventaron hasta los años 50… Aun descartando que el vídeo no es un montaje –dicen que efectivamente la escena está en los extras del DVD– si se ordenan las posibles explicaciones de más a menos probable, no queda gran cosa: (1) es un efecto visual de otro tipo de aparato, (2) el vídeo es un viral o algún tipo de anuncio publicitario (no sería el primero de la temática), (3) el tipo que lo ha lanzado simplemente busca notoriedad (tampoco sería el primero), (4) ¡es un viajero en el tiempo!

Aunque (1) sea difícil de demostrar es la explicación, más sencilla, al tiempo que (2) y (3) serían también tan altamente probables que apenas dejan resquicios para nada más: no sería extraño que alguien se hubiera currado un vídeo con efectos especiales incluso carísimos, para conseguir una buena campaña, procurando elegir una película cuyo original sea difícil de encontrar.

Finalmente, parece que hay una explicación estupenda, que encontré vía GeeksRoom. Al parecer en ENTER Colombia resolvieron el misterio publicando un enlace a un aparato de la época que bien podría ser la explicación a la escena:

Audifono-1924

Se trata de una especie de audífono, un micrófono/amplificador para personas con problemas de audición.

Aparte de eso, como decía alguien por ahí, «¿Y para qué querrías llevarte un teléfono móvil a 1928 si pudieras viajar en el tiempo… si en esa época no había antenas celulares ni compañías de telefonía móvil?»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear